Bosnia-Herzegovina: La nostalgia de la Sevdalinka

Terminamos el recorrido por las antiguas repúblicas Yugoslavas incluidas en este Blog con la Republica de Bosnia y Herzegovina, cuya capital Sarajevo fue llamada en su día la Jerusalén de Europa y fue sede de los juegos Olímpicos de Invierno den 1984. También fue la segunda ciudad más importante del Imperio Otomano después de Estambul y la más importante de todos los Balcanes.

El nombre compuesto del país hace referencia a dos regiones históricas, Bosnia y Herzegovina, correspondiendo esta última con el extremo sur del país que ocupa aproximadamente una quinta parte del territorio total, mientras que el centro y norte, corresponde a la Bosnia histórica. El nombre sin embargo no corresponde con la división administrativa actual de la nación, la cual está descentralizada y dividida en otras dos entidades: la Federación de Bosnia y Herzegovina habitada principalmente por las comunidades bosnio croatas y bosnio musulmanas con capital en Sarajevo, y la República Srpska que concentra la población bosnio serbia, cuya capital es Bania Luka.

El punto fuerte de este país es su punto débil: La increíble mezcla de población y de credos religiosos. Católicos, Ortodoxos, Musulmanes, y antaño una comunidad Judía Sefardita importante han compuesto durante siglos el tablero demográfico de esta joven nación. A pesar de que comparten el mismo idioma, que es el serbo-croata-bosnio, la diferencia de credo religioso fue decisiva a la hora de sumergir el país en el caos total cuando en 1992 se declaró la independencia, ya que cada una de las partes revindicaba su propio territorio.

 

Pero esta diversidad étnica también tiene la cara amable de aportar una extraordinaria riqueza a la música y la cultura del país, y es en ello en lo que nos vamos a centrar. 


Folklore

El folklore en Bosnia estaba más adherido tradicionalmente a las zonas geográficas que a las etnias, ya que, por todas partes del país, aunque hubiera mayorías, siempre existían minorías dentro de esas mayorías.

 

En el noreste donde tradicionalmente había más población serbia y musulmana se toca un estilo de música que ellos definen como “Izvorna Bosanska Muzika”, que quiere decir Música Bosnia de raíz. Se caracterizaba tradicionalmente por estar acompañada la melodía cantada con Violín y otro instrumento de la familia del Saz turco llamado Šargija, suelen ser temas con ritmos rápidos al estilo de los Kolos que hablábamos en el Blog de Serbia.

 

Suele haber dos vocalistas cantando una harmonía muy parecida pero diferente y complementaria, que para los oídos del occidental puede sonar raro y disonante, pero para los bosnios es todo un arte que viene de una tradición muy antigua de la región de los Balcanes que ellos mismos la han desarrollado de una forma muy interesante


A partir de los años sesenta, el Saz o la Šargija se ha ido sustituyendo por acordeón, teclado, guitarra eléctrica, bajo eléctrico y batería en el mejor de los casos o caja de ritmos incorporada en el teclado en muchas otras ocasiones. Hay un grupo muy conocido llamado Kalesijski Svuci que significa sonidos de Kalesija, un pueblo de bosnia muy popular por este tipo de música que, entre muchos discos, tienen uno grabado en 1991 que premonitoriamente lleva el nombre de Bosnian Breakdown, muy representativo de este tipo de música con temas grabados a la forma tradicional solo con Saz, voz y dos violines, y otros con instrumentos modernos      

https://open.spotify.com/album/2Oj4RlGgeGqA47Ztui6YRA

En el sur del país en los valles del rio Neretva donde hay mayoría de población croata y musulmana, hay otro tipo de folklore; se cantan en grupo los antiguos cantos disonantes llamados Gange típicos de los Alpes Dináricos también cantados en Croacia. Para quién nos esté acostumbrado a esta forma de cantar, puede resultar muy dura de escuchar las primeras veces


Musica Sufí

Bosnia Herzegovina cuenta con casi un 50 % de la población de confesión Musulmana; a los Bosnios Musulmanes se les llama también Bosniacos, para no referirse únicamente a su credo religioso y diferenciarlos así de los Bosnios Católicos o Croatas, y de los Bosnios Ortodoxos o Serbios.

 

Como todo país musulmán cuenta con sus cofradías sufíes que realizan cantos alabando a Dios, y en Sarajevo hay una que se llama Nesidu y Huda, significa Instrucción Divina y está adherida a la célebre e histórica Mezquita Tabacki ubicada en el centro de la ciudad. El ensamble se fundó de una forma semi clandestina en 1985 durante el comunismo y perdieron varios miembros durante el conflicto. Tienen un disco muy conocido llamado “Bosnia, Sufi Chanting of Sarajevo”, grabado en una actuación en directo en Suiza en 1995 con temas sufíes cantados en Bosnio, Árabe, Persa y Turco , acompañados con panderos como suele ser habitual en esta música espiritual. Absolutamente recomendable

https://open.spotify.com/album/2Zu0WXlq8rcmdUhyjMxHRE


Rock

Al igual que hablábamos de Macedonia, Bosnia también fue un lugar muy importante para la escena del Rock Yugoslavo, y en 1974 se formó en Sarajevo el grupo Bijelo Dugme, que significa Botón Blanco y que llegó a ser el más famoso del país hasta el punto que a día de hoy lo siguen escuchando las viejas generaciones a modo nostálgico. Lo que muy poca gente sabe en es que el líder de ese grupo fue Goran Bregovic, quién nació y vivió en esa ciudad hasta finales de los 80; tocaba la guitarra y componía gran parte de los temas, algunos de ellos los ha incorporado después en sus discos en solitario.

 

El grupo incorporaba también temas folklorico del país con un sonido sinfónico propio de aquella época. En los 80 se orientó más hacia el Pop.

En Sarajevo, también nació y vivió hasta el inicio del conflicto Emir Kusturica; en esa época hacía un tipo de cine menos eufórico con célebres películas como Papa está en Viaje de Negocios y también tocaba el bajo en un grupo de Rock llamado Zabranjeo Pusenje, que traducido significa en inglés No Smoking, banda predecesora de la actual y sobre conocida Emir Kusturika & The No Smoking Orchestra que ha hecho gran parte de las bandas sonoras de sus últimas películas


Sevdalinka

La Sevdalinka es el tipo de música urbana más conocido y exportado de Bosnia, del cual ya hacíamos mención en el Blog de Bosnia cuando hablábamos de Saban Bajaramovic y Mostar Sevdah Reunion. Se caracteriza por su sonido nostálgico y melancólico, las melodías utilizan ornamentos orientales con inflexiones cromáticas, y el ritmo es flexible y orgánico siguiendo la melodía. Aunque el origen es Bosnio, llegó a constituir una de las músicas nacionales de la antigua Yugoslavia, símbolo de unión y fraternidad de la diversidad cultural y demográfica.

 

Sevda es una palabra turca que significa amor, pero en el sentido bosnio hace referencia a un tipo de amor imposible, sin esperanza, doloroso, nostálgico de lo que pudo ser pero no fue… todo ello suele ser el tópico de las letras.

 

El origen procede de la fusión de las formas musicales que los turcos trajeron durante el periodo otomano con las baladas y canciones líricas de los eslavos que ya habitaban en estas tierras, y también se le atribuyen influencias de la música sefardí, no olvidemos que los Balcanes fue uno de los principales destinos de los judíos sefarditas tras su expulsión de la península ibérica a partir del SXV. La siguiente canción Kad ja pođoh na Bembašu interpretada por el gran Himzo Polovina que llegó a ser el himno de Sarajevo, tiene reivindicaciones sobre sur origen judío

Cada ciudad de Bosnia tenía su propio estilo de Sevdalinka con sus letras particulares asociadas a las circunstancias de cada urbe; Mostar, Sarajevo, Zvornic…

 

Tradicionalmente se acompañaba la voz con el Šargija o el Saz Turco, lo ideal era que la misma persona que cantara fuera quien toque también las cuerdas. El ritmo se solía marcar con una pandereta que generalmente tocaban las mujeres llamada Dairé. Se ha ido perdiendo la ejecución del Saz y cada vez hay menos músicos que lo toquen, a continuación, se muestran algunos de los intérpretes y/o cantantes legendarios

 

Hasim Muhamerovic

Emina Ahmedhodzic Zeča

Muhamed Mesanovic-Hamic

Por suerte, hay nuevas generaciones que siguen conservando este instrumento como el Joven Jusuf Brkić

Más adelante se comenzó a interpretar las mismas canciones sustituyendo el saz turco por la típica formación de orquesta folk con acordeón, violín, clarinete y guitarra, y a veces contrabajo y batería, armonizándola al modo occidental aunque conservando la esencia oriental de la misma.

 

Entre los cantantes más notables de este estilo más actual figuran

 

Safet Isovic

Zaim Imamoviv


Nueva Sevdalinka / Nueva Generación de Músicos

Después de la guerra a fínales de los noventa, y sobre todo a principios de este siglo, el género se ha ido recuperando y se han hecho grandes esfuerzos con la participación de organizaciones internacionales para volver a reunir a diferentes artistas Bosniacos, Serbios o Croatas que se habían dispersado debido al conflicto para volver a recuperar el espíritu de la Sevdalinka.  La BBC realizó un documental muy interesante llamado Mostar Sevdah Reunion: The Bridge of Bosnian Blues, haciendo alusión metafórica al histórico puente de la ciudad que fue destruido y posteriormente reconstruido

Al mismo tiempo que han aparecido nuevas generaciones con propuestas muy interesantes que llevan un poco más allá el género con arreglos, ritmos e instrumentos más vanguardistas, pero conservando la esencia sin caer en lo excesivamente comercial o en el mal gusto

 

Mostar Sevdah Reunión es una de ellas, de la cual acabamos de hablar y también lo hicimos en el anterior Blog, con una cantidad de discos editados considerable

La misma formación recuperó a otra gran Cantante romaní Ljiljana Buttler

Damir Imamović, cantante, guitarrista, intérprete de Saz nacido en Sarajevo y descendiente de familia de músicos, tiene unos discos muy variados, personales, íntimos y vanguardistas,

Es fundador también del grupo Damir Imamović´s Sevdah Takht, compuesto por el bajista de Belgrado Ivan Mihajlović y el percusionista de Zagreb Nenad Kovačić,  al cual se unió posteriormente la violinista de Sarajevo Ivana Djurić

https://open.spotify.com/album/0tdAzL1sfHFmzqyc0kmVkO

 

Si señalábamos que en Serbia el acordeón es un instrumento muy importante, también lo es en Bosnia: Merima Ključo de formación clásica, especializada en música contemporánea formada en Países Bajos y EEUU, maneja expresiones musicales de vanguardia y experimentales mezclándolas con las tradiciones balcánicas, sefardíes y klezmer, utilizando las técnicas contemporáneas